10 latidos por segundo!!!

[Artículo Rescatado – publicado  Feb. 2012]

Hoy desde el Bar os invitamos a una suculentas Palomitas (Pop Corn) de esas que nos acompañan desde siempre en el cine con una buena soda, que nos ayude a digerirlas. Post que nace de la confesión de nuestros clientes … hoy el cliente es el “Bartender”, un servidor… espero que este post  estimule vuestra memoria  vuestras 10 películas de la infancia, siempre aquí en tu Bar…

Voy a intentar “desnudar mi alma” y buscar en mi memoria emocional para rescatar las 10 películas que más “latidos por segundo” me hayan provocado en mi niñez. Voy a ponerlas por orden númerico pero no por eso la primera opción es mejor o más valorada que la última. El orden es arbitrario según lo voy rescatando del baúl de mi memoria, talvez pondría otras muchas, dificil elección… en otro post nos iremos más al cine independiente de autor en buscar de las joyas de nuestras edad adulta.

1. La historia interminable: Una película que con 6 años compartí con mi hermana y mi padre, en un cine de la ciudad de Milán cuando estábamos visitando a mi abuelita. Recuerdo el olor del cine, el miedo terrorífico que el lobo me provocaba, la sensación de placer y de querer ver más y más, cómo si yo fuera el niño que lee el libro… el mundo imaginario que me mostró, la tortuga gigante, el perro volador, la princesa, el hombre piedra… y aún hoy cuando escucho el legendario tema musical de la película me traslado a ese oscuridad imaginaria de aquel cine.

Decir que muchos años después la volví a ver y sin duda me encantó pero nunca como esa primera vez. Ahora cuando alguien me habla de ¿Quien es el público de tu historia? ¿Tu audiencia “target”? Puedo entenderlo con las vísceras.

2. El color del Paraiso: Película Iraní, dirigida por Majid Majidi… fue en una de esas tardes que uno va al cine sin saber que va a ver, todas las salas están llenas y sólo queda sitio en una. Y por arte del destino te sientas en tu cómoda butaca (en este caso si lo era) sin tener la más remota idea de lo que vas a ver, con subtitulo en español y versión original.

Descubrí Irán, me di cuenta de que es más que un desierto,… y conocí al personaje de esa maravillosa historia , un niño ciego que busca a Dios, y lo busca con el tacto, lo intenta leer en todo lo que lo rodea como si leyera un libro de braile, con un padre que lo repudia y con una abuela que lo ama y lo protege junto a sus hermanitas. Realmente me emocione, no soy de lagrima fácil, todo lo contrario me resisto diciéndome a mi mismo “es sólo una película,…”, pero si llore, desde lo más profundo… interpretaciones actorales impecables, un diseño de sonoro de piel de gallina, una historia de extrema sencillez con una profundidad espiritual incomparable… podría seguir … pero me voy a contener :)… sin duda de esas películas que para mi entran en la categoría de Obra Maestra.

3. Requiem for a Dream: Seguro que muchos habéis oído hablar o visto semejante proeza… dirigida por el talentoso Darren Aronosky, director de “Pi”, “Cisne Negro”, “El luchador”,… Metraje que entra dentro de mi lista de “latidos” no sólo por dejarte completamente destrozado sino por tener una fuerza visual brutal… un viaje hacia las profundidades del sueño americano como metáfora, a través de las historias cruzadas de 4 personajes… Está vez fui con mi buen amigo Frank, en la salida del cine nos miramos, suspiramos y sin más palabras nos dimos un abrazo… necesitábamos ser reconfortados después de semejante odisea. Increible banda sonora de Clint Mansel mezaclado con un montage y uso de técnicas de última generación al servicio siempre de la historia.

4. E.T el extraterrestre: ¿Os acordaís cuando Eliot con ET escondido en su cesta, seguido por sus amigos, vuelan a la luz de la luna montados en sus bicicletas BMX? Todavía con mi hermana nos llamamos de forma amistosa “Eliot”. Cada escena, desde el inicio, de total suspense hasta el final de puro melodrama se quedo grabado, en lo que aquel entonces, era mi pequeño corazón… abrió en mi y en mi generación la posibilidad de pensar en seres de otros planetas, como aliados, como amigos… Película que entra dentro de la categoría de “Expansión de Conciencia Universal”.

5. The way home: Película Koreana, dirigida por Jeong-hyang Lee… Sumando todo los diálogos de la película tal vez se llenen 10 páginas de Final Drafft… una historia “contada en imágenes”, de extrema sencillez, el logline rezaría algo así: Un niño de 7 años, Sang-Woo, hijo único, malcriado por su madre y acostumbrado a una vida de ciudad, es llevado a la humilde y austera casa de su abuelita de 89 años en un lugar perdido en las montañas del interior de Korea. Tendrá que enfrentarse a una nueva forma de vivir la vida. Cuando su madre volverá a recogerlo se encontrará con un nuevo hijo.

Cómo toda las películas orientales el poder de la narrativa reside en sus imágenes más que en sus palabras. Dejando al espectador y a su imaginación trabajar con partes no racionales de su intelecto, de esa forma las emociones afloran desde lo más profundo. Cuando acabo la película, que la vi de puro rebote en el “plus”, me quede en silencio, y a los cinco minutos empece a llorar… pero lo más increíble fue que ese llanto era el duelo que no hice cuando mi tía abuela Lina murió, un año antes… la película me ayudo a conectarme con mis emociones y permitirme expresar lo que hacia un año me guardaba en mi pecho. Se la recomiendo, el personaje de la abuela es la encarnación del puro amor. Entraría dentro de la categoría “Catarsis cinemática”

6. La vida es bella: Cómo en el primero de mis “latidos” (La historia interminable), está pelicula también la vi en Italia, en compañia de mi hermana y me padre sin saber que ibamos a ver, sólo sabiemos que era de Roberto Benini y eso ya era mucho, además ya no tenía 6 añitos sino que 14 año, todo un adolescente. Una historia realmente original, de la risa a la congoja, de la belleza al holocausto, todo guiado por un juego que un padre brillante se inventa para salvar, “la inocencia” de su hijo delante del horror. Qué la pelicula acabe con la frase “Papa, abbiamo vinto !!! (Papa, hemos ganado), trandose de una historia de una familia judia aprisonada en un campo de concentración Nazi, me parece sublime. Pelicula que entra dentro de la categoría “un mundo mejor es posible”.

7. El silencio de los corderos: Quizá de todas las películas de mi lista, está sea la que emocionalmente me haya tocado menos, pero todo lo que no me emociono me lo recompenso en dialogos magistrales, personajes de la talla de Hanibal Lecter y con una trama de intriga y suspense himnótica. ¿Cómo puede uno simpatizar tanto un personaje tan cruel, tan sádico? … Uno de mis guiones favoritos. Categoría “Los oscuro si es elegante puede ser muy atractivo”

8. También la lluvia: película de reciente estreno que dentro de la filmografía Española es de las más universales que se hayan hecho en nuestro país. Guión impecable, una película dentro de una película, sin caer en el panfleto, llena de verdades que arrastramos desde la época de la conquista de las América, interpretaciones actorales de 10, con una realización de una Iciar Bollaín madura… y me toco profundamente, ahora vivo en Guatemala y la realidad de la que habla la película es 100% el día a día de los países conquistado hace más de 500 años, las cosas no han cambiado… indignación, esperanza, rabia en algunos momentos… Película que entraría dentro de la categoría “Redención y cambio de paradigma”

9. Juguete Mortal: dirgida por Marshall Brickman. Una tarde de domingo en el cine de mi pueblo que las películas que pasaban ya se habían estrenado en vídeo (Vhs) hacia dos años, con 8 añitos, y con el bolsillo lleno de regalices rojos, lenguitas de azúcar y chicle en espiral “bommer”. Ni siquiera recuerdo bien la trama, pero lo que si recuerdo y por eso la añado a mi lista, es que después de ver la película me pase como un mes experimentando con productos de limpieza de mi casa para poder fabricar lo mismo que el protagonista de la película, una especie de juguete mortal altamente explosivo, gracias al cielo que no lo conseguí sino ya os podéis imaginar el desastre… Película que pondría dentro de la categoría “Cuidado con lo que ven los niños”.

10. Los Gremlins: Todavía hoy me acuerdo de las reglas: No darles de comer antes de medianoche, no mojarlos con agua y que no le de la luz del día. Y la frase en off del final que decía algo asi como “Mira debajo de tu cama antes de irte a dormir…”, palabras que en la mente de un chiquito de 8 años pueden generar un mantra de insomnio que ni te cuento. Esta fue la época, de lo “Gonnies”, “KArate Kit”,”Mi amigo Mac”, “Rambo”, “Kramer contra Kramer”… Una colección de videos grabados de la Televisión que un amigo de mis padres nos había regalado, todos se mezclan en mi memoria creando una única película, que mezcla escenas de una y de otra, sensaciones, olores, los zapatos que me quitaba para tirarme en la alfombra con mis amiguitos para disfrutar del cine en casa, en las tardes de invierno… Película o películas que entrarían dentro de la categoría “Las películas son episodios de nuestra vida”…

Bueno creo que ya son diez, pondría muchas más… la verdad es que me lo he pasado en grande recordando y evocando esas peliculas y los momentos que me hicierón vivir, ¿cuantos latidos más me quedan por vivir? En fin qué el cine, las imagenes en movimiento, sus personajes ya son parte de nuestra vida, como una vida en paralelo… ¿No creen?

Saludos a tod@s!!! Y recuerda que como siempre hay barra libre…

Rescatado de “Un Café con Dios”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *